Inyección Intracitoplásmica de Espermatozoides - ICSI: la solución para el Problema Masculino Severo

- Se puede obtener fecundación hasta con un solo espermatozoide, utilizando la técnica ICSI.

- Incluso cuando hay ausencia de espermatozoides en el eyaculado, es posible buscarlos directamente en el testículo.


En el proceso natural de fecundación, se requiere que un gran número de espermatozoides lleguen hasta el óvulo para que, en conjunto, rompan la barrera que lo rodea (zona pelúcida) y se logre la fecundación. El descubrimiento del ICSI en la década de los 90, permitió que con un solo espermatozoide se logre obtener la fecundación del óvulo. Esto se hace mediante el uso de un micromanipulador que atrapa un espermatozoide en una aguja microscópica y lo introduce directamente en el óvulo durante un ciclo de Fertilización In Vitro.


El ICSI se usa cuando: los espermatozoides no se mueven por sí mismos, hay muchos espermatozoides anormales, son muy pocos o incluso no hay espermatozoides en el eyaculado. En este último caso, hay una muy buena posibilidad que sí los haya en el testículo, por lo que se pueden obtener por punción o biopsia del testículo y utilizarlos en un ICSI.


Otras opciones: cuando no se encuentran espermatozoides ni en el eyaculado ni en la biopsia, el hombre no desea hacerse la biopsia testicular, o tiene una enfermedad genética que no desea transmitir a sus hijos, se puede recurrir a la Inseminación Artificial con semen donado. En este caso se obtienen espermatozoides de un banco de semen y se introducen al sistema reproductor de la mujer al momento de la ovulación.




5 views0 comments