Pérdida recurrente del embarazo

- Cuando hay un antecedente de tres abortos, se habla de pérdida recurrente del embarazo.

- Los estudios buscan causas genéticas, anatómicas, inmunológicas y hormonales.

- El pronóstico de lograr un embarazo exitoso es generalmente bueno.


Que un embarazo termine en un aborto es una ocurrencia frecuente. La mayoría de las veces se debe a un error genético, de aparición al azar, con baja probabilidad de repetirse. Sin embargo, cuando ocurren tres abortos de manera consecutiva, se puede sospechar que hay otras causas que se deben estudiar y hablamos de pérdida recurrente del embarazo.


Las causas que más se estudian son:

  1. Genéticas: pueden existir alteraciones en la información genética que los padres están pasando a sus hijos, a pesar de que los padres, por su parte, sean aparentemente normales.

  2. Uterinas: la mujer puede tener alteraciones en su útero que dificultan el desarrollo normal de la placenta y el embarazo. Una alteración frecuente es la presencia de tabiques, que son una pared de tejido fibroso en el interior del útero que divide la cavidad del útero en dos más pequeñas. Los tabiques son de origen congénito. Otra alteración frecuente, esta vez adquirida, es la presencia de adherencias en la cavidad uterina, las cuales ocurren posteriormente a procesos infecciosos o inflamatorios.

  3. Inmunológicas: el sistema inmune es el encargado de defender nuestro cuerpo de invasiones o infecciones por bacterias, hongos u otras células como por ejemplo: cáncer. Para hacer esto, el sistema tiene que reconocer cuáles células son normales y del propio cuerpo, y cuales son extrañas para atacarlas y destruirlas. El embarazo es una situación muy especial en la cual el sistema tiene que tolerar la presencia de un organismo extraño y no atacarlo. En algunas circunstancias, este mecanismo de tolerabilidad no funciona y el embrión es rechazado. Esto puede ser la causa por la que se pierden en forma repetida embarazos en las primeras semanas. Las personas con enfermedades autoinmunes (lupus, artritis reumatoidea, etc.) son más propensas a este problema.

  4. Endocrinas: para que el embarazo se desarrolle normalmente se requiere que los niveles de ciertas hormonas estén en un rango adecuado. La principal hormona necesaria es la progesterona, producida inicialmente por el ovario. Cuando los niveles son bajos se pueden producir pérdidas del embarazo.

  5. Infeciosas: la infección como causa de abortos a repeteción es una creencia muy arraigada popularmente. Aunque algunas infecciones pueden causar la pérdida de un embarazo, no parece haber algún tipo de infección que cause que se pierdan embarazos en forma repetitiva.


Los exámenes que se realizan son:

  1. Cariotipo de la pareja: estudia los cromosomas, que es la parte de la célula donde está empaquetada la información genética, y es el estudio genético inicial más sencillo. Existen otros estudios, más complejos, que examinan la información genética específica. Sin embargo, se debe tener en cuenta que en este momento no hay una manera eficiente de analizar los 30 mil genes humanos con sus múltiples variaciones normales y anormales.

  2. Ecografía 3D: es el estudio inicial del útero. En ocasiones se utiliza la histeroscopia, que consiste en introducir un delgado telescopio con una cámara de video por la vagina hasta el interior del útero. En el mismo procedimiento pueden corregirse algunas de las alteraciones.

  3. Estudio de autoinmunidad: examen en sangre para anticuerpos, anticardiolipina tipo IgG e IgM, Beta 2 glicoproteína, y anticoagulante lúpico.

  4. Mediciones en sangre de hormonas: se mide la progesterona, la hormona tiroidea, y la prolactina.


Cuando se encuentra una causa, el tratamiento va encaminado a corregir dicho problema. Casi en la mitad de los casos no se detecta ningún problema. Aunque no se encuentre una causa, el pronóstico de lograr un embarazo con bebé sano y llevarlo a término es usualmente muy bueno.




1 view0 comments