¿Qué es la vasectomía y cómo puede revertirse?

- Se pueden obtener embarazos espontáneos con la recanalización.

- Durante el tiempo de uso de la vasectomía se producen anticuerpos contra los espermatozoides.

- A medida que más años transcurren desde la vasectomía, hay más alta probabilidad de que haya anticuerpos que dificulten el embarazo espontáneo.

- La Fertilización In Vitro con inyección de espermatozoides es la solución cuando hay anticuerpos.


La vasectomía es un método de planificación definitivo que consiste en ligar el conducto deferente en el hombre para impedir el paso de espermatozoides desde la próstata hasta el testículo, desde donde, disueltos en el plasma seminal, serían eyaculados. Un hombre con vasectomía eyacula normalmente, pero si se mira el eyaculado en un microscopio, se observa que hay ausencia total de espermatozoides.


Los espermatozoides que siguen siendo producidos, pero no pueden salir debido a la vasectomía, mueren y son reciclados por el organismo. Dentro de este proceso se crean anticuerpos que se adhieren a los espermatozoides para “marcarlos” y que las células encargadas de reciclarlos los reconozcan. Mientras más tiempo transcurre desde la vasectomía, más anticuerpos se producen.


Aunque es clasificado como un método de planificación definitivo, en realidad puede revertirse. Hay entonces dos maneras de lograr un embarazo después de una vasectomía:


  • La primera de ellas es hacer una cirugía para reconectar el conducto deferente o cirugía de recanalización. Esta es una cirugía ambulatoria y, en general, es un procedimiento muy exitoso en lograr que los espermatozoides vuelvan a salir en el eyaculado, aunque no siempre se logre obtener el embarazo. Uno de los factores más importantes para el éxito en la obtención de un embarazo es el tiempo de duración de la vasectomía. Como se mencionó al principio, a mayor tiempo de permanencia de la obstrucción, hay mayor producción de anticuerpos. Estos anticuerpos se adhieren a los espermatozoides y les dificulta realizar la fecundación del óvulo. Otros factores, esta vez de la mujer, como la edad, pueden influir para disminuir la probabilidad de embarazo. Si el embarazo no ocurre luego de 8 a 12 meses de realizada la recanalización, puede recurrirse a la segunda opción


  • La Fertilización In Vitro consiste en extraer los óvulos del ovario y llevarlos al laboratorio. Allí, en condiciones controladas de temperatura y gases, se inyectan los óvulos con los espermatozoides del cónyuge para que ocurra la fecundación. Luego, se dejan en incubadora de 3 a 5 días para que ocurran las primeras divisiones celulares. Ya convertido en un embrión de varias células, se transfiere al útero por vía vaginal para que continúe su crecimiento.


Se puede optar por la Fertilización In Vitro como primera línea de tratamiento, sin hacer la recanalización. En este caso, los espermatozoides se obtienen directamente del testículo mediante punción o biopsia.




2 views0 comments